martes, 18 junio, 2024
InicioJJOO Paris 2024Serán en Paris 2024 los JJOO de los Sueños para el básquetbol...

Serán en Paris 2024 los JJOO de los Sueños para el básquetbol masculino?

Se viene en poco más de un año una nueva versión de las Olimpiadas, en este caso con en la Ciudad Luz como epicentro de las competencias, y desde ya dejamos planteando el foco de nuestra nota plasmada en el título: “Serán en Paris 2024 los JJOO de los Sueños para el básquetbol masculino?”.

Recorramos, juntos con la lectura, los motivos de esa pregunta cuya respuesta es todavía muy incierta y creemos que realmente sólo la podremos contestar en agosto de 2024, cuando se conozca el país que se quedó con la medalla de oro.

Desde la aparición del básquetbol masculino en los JJOO, en Berlín 1936, hubo 20 citas olímpicas y sin dudas una de las más destacadas fue la de Barcelona 1992 en la que irrumpió el Dream Team (el Real Dream Team me soplan desde nuestra redacción) integrado por las máximas figuras del básquet mundial de entonces: Michael Jordan, Magic Johnson y Larry Bird.

Pero en Barcelona no hubo definitivamente rivales que pudieran hacerle sombra alguna a los estadounidenses, al punto tal que el partido que ganó por menos diferencia fue la final en la que venció por 32 puntos (117-85) a la Croacia de la gran estrella FIBA de ese momento: Drazen Petrovic. Por eso hablamos de un Equipo de los Sueños.

Treinta y dos años después de esa aparición de los jugadores NBA en el olimpismo, pensando ya en París 2024, tenemos fundamentos fuertes para pensar que la cita parisina, en términos de básquet masculino, podrán ser los Juegos Olímpicos de los Sueños.

El principal argumento, comparándolo con Barcelona 92, es que en la cita catalana los mejores jugadores del mundo estaban en el mismo equipo: el Dream Team. El básquet FIBA y los pocos extranjeros en la NBA estaban a años luz del nivel de la pléyade de estrellas estadounidenses presentes en la capital catalana.

Analizando la situación de los extranjeros en el Mundo NBA a principios de los 90, encontramos muy pocos jugadores destacados. Podríamos mencionar a un precursor como el alemán Detler Schrempf que llegó a esa liga en 1985 y permaneció por 16 temporadas y 3 All Star Games. Y recién en 1991 arribó Petrovic, el genio de Sibenik, luego de su irrupción aparición en la Cibona Zagreb, su meteórico paso por el Real Madrid y los logros alcanzados con la Selección de la ex Yugoslavia (Campeón mundial en Argentina 1990 y triple medallista olímpico –Plata en Seúl 88 y Barcelona 99 y Bronce en Los Ángeles 84-).

Pero la realidad ha cambiado drásticamente en la NBA desde hace un buen tiempo a la fecha. Los extranjeros ya no son excepciones, ni mucho menos figuritas de relleno. Muy por el contrario, son grandes estrellas que muestran el camino a varias de las principales franquicias.

Y a las breves y contundentes pruebas nos remitimos. Dentro del primer recuento de votos para el próximo All Star Games, que se jugará el próximo 19 de febrero en Salt Lake City, entre los más votados aparecen el griego Gianis Antetokounmpo, el serbio Nikola Jokic, el esloveno Luka Doncic, el camerunés nacionalizado francés Joel Embiid, y los canadienses Andrew Wiggins y Shai Gilgeous-Alexander.

 

 

De hecho, los “foráneos” aparecen también entre los principales candidatos al MVP (ahora denominados Premios Michael Jordan) de esta temporada:  Jokic (busca su tercer logro consecutivo e igualar lo alcanzado por Bill Russell, Wilt Chamberlain y Bird), Doncic, Antetokoumpo y Embiid a partir de sus grandes rendimientos se postulan para esa mención.

Volvamos entonces a situarnos en Paris 2024. Estados Unidos, como siempre presentará un grandísimo equipo, seguramente liderados por LeBron James, Kevin Durant, Stephen Curry y las estrellas emergentes como Ja Morant, Jason Tatum y Zion Williamsom, por hacer algunos nombres que ya serían la mitad del plantel. Aunque siempre hay espacio para alguna baja, como suele ocurrir previo a los JJOO.

Obviamente que hablamos de grandísimos nombres que son estrellas rutilantes en sus respectivas franquicias, pero eso no alcanza para ser un gran equipo. Ahí seguramente el ahora entrenador estadounidense Steve Kerr deberá hacer un trabajo enorme para manejar los egos de tantas figuras, porque pelota hay una sola y todos la quieren tirar.

Estados Unidos ya sufrió en carne propio lo que es tener un equipo de megaestrellas y ser derrotado en Atenas 2004, cuando nuestra Generación Dorada lo eliminó en semifinales, a pesar de tener a Tim Duncan, Allen Iverson, Lebron James, Dwyane Wade, entre otros. De hecho esa derrota dio lugar a un proceso de reconstrucción, contado en la serie The Reedem Team (El equipo de la redención) producido por Lebron y Wade y que se puede ver en Netflix.

Por eso, con esa marca en la historia olímpica que dejó la victoria argentina en Atenas, los rivales de Estados Unidos en Paris 2024 saben que ellos son los grandes candidatos, pero no son invencibles como en Barcelona 1992.

Habrá enormes rivales para el team de USA Basketball, con jugadores que son grandes figuras en la NBA y que se potencian con jugadores modelo FIBA, con más paciencia y solidaridad tanto en defensa como en ataque.

Seguramente los estadounidenses tendrán como siempre la atleticidad de su lado, pero eso no es todo en un deporte como el básquet y si encuentran ante un EQUIPO, así, con todas las letras en mayúscula sostenida, conformado por excelentes basquetbolistas y con mucha fortaleza mental sostenida en la química de un grupo podemos tener sorpresas.

Candidatos a sorpresas no faltan. Los franceses, con la localía como elemento extra, y un plantel liderado por Rudy Gobert, Evan Fournier, a los que podrían sumársele Embiid (hasta el momento no ha sido convocado por su seleccionado) y la nueva sensación al que todos dan como futuro N° 1 del Draft, Victor Wenbamyama, de sólo 18 años y 2.20 mts.

El francés Victor Wenbamyama, 2.20, 18 años, gran candidato a Nro. 1 del próximo Draft de la NBA

Obviamente que también, previo paso por las correspondientes eliminatorias aparecen otros grandes rivales como la siempre vigente España, por más que haya perdido figuras como los hermanos Gasol, pero con una competencia interna de altísimo nivel, máxime ahora con el regreso de Ricky Rubio a la actividad luego de una lesión de ligamentos cruzados que lo tuvo más de un año fuera de las canchas.

Todo esto sin olvidar a los equipos de Jokic y Doncic, Serbia y Eslovenia, cada vez más fuertes. Candidatos a sorpresa, dependiendo el plantel que conforme, serán Canadá (con Wiggins, Gilgeous-Alexander y Jamaal Murray) y la siempre competitiva y silenciosa Australia que podría tener a Ben Simmons, Joe Ingles y Patty Mils.

En cuanto a los sudamericanos no estamos viendo un equipo que pueda calificarse de candidato firme, más allá de ese halo de esperanza que siempre tenemos con lo que ocurra con la Selección Argentina que ahora dirige Pablo Prigioni, aunque antes que eso hay que conseguir la clasificación en una región que ha hecho extremadamente competitiva.

Dicho todo esto, tenemos expectativas fundadas para que Paris 2024 sea el JJOO de los Sueños para el básquet masculino, con Estados Unidos como gran candidato con todas sus figuras, pero con muchos otros países con tremendas estrellas tanto de la NBA como del básquet europeo que pueden también quedarse con el oro. Todo esto lo sabremos en la noche parisina del 10 de julio de 2024, cuando en el estadio de Paris-Bercy sepamos cuál es la bandera que flamea más alto en el podio olímpico.

 

#COI #Basquetbol #Baloncesto #Basketball #USABasketball #LeBronJames #KevinDurant #StephenCurry #NikolaJokic #JoelEmbiid #GiannisAntetokoumpo #LukaDoncic #JJOO2024 #Paris2024 #COA #RudyGobert #RickyRubio #PabloPrigioni #VictorWenbamyama #BenSimmons #JamaalMurray #RedesEncendidas #RedesEncendidasJJOOParis2024 #USABasketball

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

NOTICIAS RECIENTES